YOGA PARA NIÑOS

 

El Yoga para niños es una actividad saludable y divertida, donde los pequeños aprenden herramientas para mantener su equilibrio y armonía. 

A través del yoga se puede enseñar al niño a desarrollarse por sí sólo como persona, como ser independiente, respetando y aceptando a los que tiene a su alrededor, favoreciendo que en un futuro sea un adulto sano, feliz y equilibrado.

 

El niño debe aprender a través de las emociones, sentimientos, intuiciones y las experiencias motivadoras. El yoga estimula y desarrolla en los niños la coordinación, flexibilidad, movilidad articular, capacidad de concentración, conciencia y el autoconocimiento.

Los objetivos que se persiguen en estas clases de yoga son:

 

- Mantener la alegría innata de los niños

- Identificar emociones

- Desarrollar la empatía

- Mejorar la resistencia emocional

- Aprender a respirar como medio de mejora de la salud y autocontrol

- Mejorar la convivencia escolar

- Mejorar la conciencia corporal

- Desarrollar la creatividad

- Mejorar la atención

- Controlar y canalizar la energía

- Equilibrar el sistema nervioso y el glandular

- Aprender a relajarse

- Aumentar la seguridad en si mismo

- Desarrollar la capacidad de estar presentes

Incorporar la práctica de yoga en la vida del menor, le ayudará a sentirse más revitalizado y tranquilo, listo para enfrentarse a sus enérgicas actividades diarias.

Las clases son para niños de edades comprendidas entre los 18 meses y los 12 años. Los grupos son reducidos y el trabajo personalizado.