BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

 

Hay varios tipos de meditación: vipassana, zen, vedantina, mántrica, trascendental, sufi ... y varios conceptos que podemos confundir con una meditación como son los ejercicios de concentración, visualización y relajación.

En una meditación no existe conciencia del cuerpo, de la respiración o de los sentidos, no trabaja la mente racional y no existe una conciencia clara del tiempo ni del espacio. Los objetivos serían trascenderse a sí mismo y entrar en contacto con la esencia de nuestra naturaleza, con nuestro SER y sus cualidades.

 Al principio cuando comenzamos a meditar, es más sencillo si las meditaciones que realizamos llevan una guía de un profesor en lugar de sentarnos solos a meditar. Las meditaciones grupales son más enriquecedoras. Te invito a que pruebes varios tipos de meditación y con varios instructores con el propósito de encontrar la más positiva para ti.

 

Cada meditación es distinta y habrá algunas que sean más efectivas que otras. No hay que desesperar porque no obtengamos los resultados esperados, de hecho debería meditarse sin esperar nada a cambio. 


BENEFICIOS:

- Descansan de los receptores sensoriales

- Se reducen los parámetros de activación respiratoria, cardíaca, de circulatoria, metabólica.

- Reducción de la actividad mental.

- Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión.

- Descondicionar al sujeto psíquica y mentalmente.

- Te ayuda a dormir mejor.

- Incide positivamente en la salud física, mental y psicológica.

- Reduce el posicionamiento crítico propio del yo.

- Produce un refuerzo intrínseco de felicidad y plenitud.

- Aumenta tu paciencia y tolerancia.

- Facilita la evolución.

- Pone de relieve en nosotros la existencia del alma, del espíritu…

- Permite mayor concentración y enfoque.

- Abre el camino hacia la luz interior.

- Permite la relativización de todo aquello que tiene que ver con el mundo, el sufrimiento y la falta de esperanza.

- Mejora la intuición....

 

Se le preguntó a Buda que había ganado con la meditación y él respondió:

"Nada. Sin embargo te digo que he perdido la ira, la ansiedad, la depresión, la inseguridad y el miedo a la vejez y a la muerte".